lunes, junio 07, 2021

"Efectos redistributivos de las políticas familiares": El Gobierno ha propuesto un nuevo complemento para las familias en situación de pobreza y que tengan hijos.

Distintos estudios han fundamentado y calculado esa propuesta, entre ellos citamos  
 la publicación dirigida por Olga Cantó Sánchez* y Andrea Sobas, Universidad de Alcalá, 
dentro de "Informes sobre economía redistributiva".


Utilizando métodos de evaluación económica medimos la eficacia, la eficiencia y el coste presupuestario de poner en marcha distintas políticas públicas que podrían reducir la pobreza infantil

Los resultados apuntan a que mejoras de la actual política hasta una cuantía de, al menos, unos 100 euros mensuales o la implantación de una prestación universal de similar cuantía serían muy eficaces para la reducción del riesgo de pobreza infantil.

España es uno de los países con tasas de riesgo de pobreza infantil más altas de Europa. Las dos principales características de nuestro sistema de prestaciones e impuestos son el considerable peso redistributivo de las pensiones y el poco peso presupuestario de las desgravaciones fiscales y las prestaciones de carácter familiar.
En otros países europeos existen todo tipo de políticas que promueven la cohesión social y reducen el riesgo de pobreza de las familias con menores dependientes.

La propuesta de la investigación eran al menos 100€; el Gobierno parece proponer 50€.

La propuesta del Gobierno (fuente el País/Economia)
“Queremos aprovechar el proceso de tramitación como ley del IMV para hacer algunos ajustes" entre ellos, la creación de un complemento para las familias en situación de pobreza y que tengan hijos, al que podrían acogerse tanto aquellas que reciban el ingreso mínimo vital (IMV) como las que superen el umbral mínimo de renta establecido para esta ayuda. 
Así lo ha confirmado el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante su visita al centro de recursos de Save the Children en el barrio madrileño de Vallecas. “Creemos que en el corto plazo podría alcanzar a 500.000 niños”, ha pronosticado el ministro.
Del complemento propuesto por Escrivá, cuya cuantía ha asegurado que no se ha definido todavía ―aunque los primeros cálculos la sitúan en 50 euros por hijo―, podrían beneficiarse aquellos núcleos familiares que no perciben el IMV por superar la renta mínima que permite acceder a él, siempre que no sea en más del doble. 
Esto es, el umbral de acceso al ingreso mínimo para hogares con un adulto y un hijo es de 714,3 euros al mes ―lo que no significa que el ingreso recibido sea por esta cantidad, sino la restante hasta completarla―, por lo que ahora recibiría 50 euros extra. Manteniendo este mismo escenario, si la renta recibida fuese mayor (por ejemplo de 800 euros) también tendría derecho a este complemento....


*Olga Cantó Sánchez es profesora de la Universidad de Alcalá y  habitual del Máster Propio en Políticas de Infancia y Adolescencia, Master UCM cuya convocatoria para el próximo curso ya está en marcha.