jueves, mayo 15, 2014

Criminalización de la identidad de género de los jóvenes y niños

Criminalización de la 

identidad de género de los jóvenes y niños

Justicia Juvenil en el mundo


La homosexualidad se considera un delito en más de 70 países de todo el mundo, de los cuales 7 castigan la orientación homosexual con pena de muerte. El maltrato y la marginación de los homosexuales es una realidad en la mayoría de esos países, lo cual supone un verdadero motivo de alarma, pues según Amnistía Internacional se están violando las normas relativas a los derechos humanos. La homofobia es un fenómeno generalizado en África, donde 38 países condenan la homosexualidad.

Aunque no existen unas normas internacionales explícitas sobre la identidad de género de los jóvenes, varios textos internacionales abordan el tema de la discriminación basada en la identidad sexual, incluida la de los menores. Según Child Rights International Network, el Comité de los Derechos del Niño ha hecho referencia a la obligación de los Estados de proteger a los niños y niñas frente a la discriminación debido a su orientación sexual. Los Principios de Yogyakarta sobre la Aplicación del Derecho Internacional de Derechos Humanos a las Cuestiones de Orientación Sexual e Identidad de Género, un conjunto de principios internacionales referidos a dicho asunto, afirma que «una consideración primordial en todas las acciones concernientes a niños y niñas será el interés superior del niño o la niña, y que un niño o una niña que esté en condiciones de formarse un juicio propio tiene el derecho a expresar su opinión libremente en todos los asuntos que le afectan, teniéndose debidamente en cuenta las opiniones del niño o la niña, en función de su edad y madurez». Asimismo, subraya la vulnerabilidad de los niños y adolescentes y rechaza cualquier tipo de discriminación de éstos basada en su orientación sexual.

Esta situación se ha incrementado recientemente en algunos países africanos. Por ejemplo, el 98 % de los habitantes de Nigeria y el 96 % del Senegal, de Ghana y de Uganda consideran que la homosexualidad es inaceptable, según un estudio del Centro de Investigaciones Pew. Desde enero de 2014, una ley nigeriana castiga el matrimonio homosexual con una pena de 14 años de cárcel y de hasta 10 años por pertenecer a organizaciones de derechos homosexuales. Además, en febrero de 2014 se aprobó una ley en Uganda que castiga con cadena perpetua los actos homosexuales. En Mauritania, Somalia y Sudán, el castigo puede incluso llegar a ser la pena de muerte. De hecho, Sudáfrica sigue siendo una excepción al tener una legislación que permite el matrimonio homosexual y que protege a los homosexuales. Sin embargo, se ha documentado que, incluso en Sudáfrica, los homosexuales continúan sufriendo acoso y se siguen dando casos de violaciones «correctivas» de lesbianas con el objetivo de «convertirlas» en heterosexuales.

El OIJJ expresa su preocupación por el actual desarrollo de dicha situación en África y desea una mayor concienciación de las instituciones legales con respecto a la difícil situación de los homosexuales en África. Existe una continua necesidad de abordar los casos de violaciones de los derechos humanos y el OIJJ siente la responsabilidad de defender a toda la población LGBT y en concreto a los niños y jóvenes, a quienes el OIJJ dedica su cometido.

Noticias
LGBTQ Youths Detained for Status Offenses Twice as Often as OthersCondena de por vida para los homosexuales de África

OtrosMaking love a crime – criminalization of same-sex conduct in Sub-Saharan AfricaChild Rights extracts from the Yogyakarta principlesMap: Countries were homosexuality is a crimePew Research-Global Attitudes Project

No hay comentarios: