jueves, junio 19, 2014

Día mundial contra el trabajo infantil y sus widgets

Día mundial contra el trabajo infantil y sus widgets



Intentaría hacerles entender qué es un ‘widget’ visualizando ambos a cualquier niño y/o niña en su itinerancia al colegio si en su correspondiente mirada coincidimos en aquello que estipuló el hermeneuta John B. Thompson sobre la reinterpretación de las cosas en la vida cotidiana, y su ‘análisis tripartito de la hermenéutica profunda’ en 3 niveles: Primero, producción y transmisión de símbolos; segundo, vehiculización de esos símbolos; y tercero, la apropiación de los símbolos.

DíaMundialContraTRabajoInfantil Día mundial contra el trabajo infantil y sus widgetsNo se requiere de mucho discurrir para sumarse a la pancarta del abolicionismo del trabajo infantil. Y este día (o el otro día 12 de junio) “Día Mundial contra el trabajo infantil” pudo reunir a los más cuerdos y cuerdas, y avezados con este objeto para o hacerse notar en estos maratones públicos o televisados o dar el paso a quienes abanderan la cordura. ¿Saben que el término malicia procede de milicia? Cuándo o dónde la sagrada milicia de los ‘cruzados’ tomó este cariz de lo invertido o no conveniente…
Habrá que prestar atención a los ‘widgets’ incluidos en nuestra vida cotidiana. Entre éstos, la dotación y el equipamiento del escolar: Cartera o mochila, aún libros analógicos e incluso ‘tablet’, insignia, pantalón o falda a medida de su género, pertenencia a un club deportivo o religioso, color de vestuario (a veces verde-militar), graduación por calificaciones a medida de los currícula de la industria y/o empresa, asignación del número de horas lectivas, asignación del número de horas extraescolares, posible respuesta a qué quiero ser de mayor (profesionalmente), categorización por modelo de enseñanza público-privada, infravaloración cognitiva e incipiente capacitación hacia el trastorno obsesivo… creo que es posible que usted mismo agregara más ‘artefactos’.
Ahora que podemos escoger el ‘widget-hora’, en formato local o internacional, e incluso con información del ‘widget-tiempo\meterológico’, también local o internacional… la elección de objetos o de distintos ‘widget-objetos’ añadidos a nuestra vida cotidiana puede discriminar entre preferencias adultas e infantiles a la hora de componer sus mundos simbólicos. Porque afirmamos el concepto escuela como lo propio del niño y de la niña pero podría asegurar que ni el niño ni la niña jamás se han apropiado del espacio-escuela pues es y ha sido un terreno adscrito a símbolos propios de la adultez. De igual manera que en la crítica al trabajo infantil se nos olvida la conversión, esta vez, del término malicia en milicia, al apropiarse de cierto espacio-laboral adulto y propio, en este caso, los ‘Movimientos de niños, niñas y adolescentes trabajadores’ de América Latina, NAT’s. Es la razón por la que les reprendía con esta cuestión de la hermenéutica profunda de la apropiación de símbolos.
Defiendo la educación como valor universal y humano, y como tal derecho de la infancia, pero pido progreso también para abandonar la simbología laboral que perdura en la escuela como espacio adulto.
Para la niña y el niño los ‘widgets’ quizá simbolicen juguetes y/o juegos pero en la ‘guerra de símbolos intergeneracional’ impedimos la agencialidad infantil para luego denostar su conducta como impropia y limitada en los parámetros de lo conceptualizado por nosotros/as como lo virtual. La agencialidad es un paso participativo cuando el niño y la niña pueden descargar sus símbolos sobre el otro espacio local y físico. Y en ese apropiamiento implicarnos en su milicia y en su mundo construido.
La proximidad entre ‘malicia’ y ‘milicia’ también tiene su raya de tiza en el suelo, cuando fueron las milicias las constructoras de los símbolos y sus mitos.

No hay comentarios: