lunes, julio 01, 2013

«Escuchar a los niños no es sólo un derecho, es una necesidad», Armando Bello

«Escuchar a los niños no es sólo un derecho, es una necesidad»
Armando Bello 

Fuente

Armando Bello, técnico de Unicef analizó ayer 
en la ciudad de Avilés
el informe sobre la calidad de vida infantil en el país 
basándose en una encuesta a 6.000 pequeños

Armando Bello, de Unicef España, ayer, en la plaza de Álvarez Acebal.
Armando Bello, de Unicef España, ayer, 
en la plaza de Álvarez 
Acebal.
La organización Unicef ha realizado por primera vez en España una fotografía de la infancia tomada por los más pequeños, el estudio «El bienestar infantil desde el punto de vista de los niños». «Tienen derecho a ser escuchados y que sus opiniones sean tenidas en cuenta en todo aquello que les afecta. Pero escuchar a los niños no es solo un derecho, sino que es una necesidad y una herramienta muy útil si lo que queremos es mejorar su bienestar», explicó Armando Bello, técnico del departamento de políticas de infancia de Unicef España, que participó ayer en la Jornada por los Derechos de la Infancia.

 
 La organización realizó un cuestionario a 6.000 niños de 12 y 13 años de 143 centros de ensañanza de todo el país. ¿Y cuál fue el resultado? ¿Qué nota dan los pequeños a su estado de bienestar? «La buena noticia es que su nivel de bienestar está muy bien, pero esto hay que matizarlo. En psicología existe el fenómeno del optimismo vital, solemos dar porcentajes altos de satisfacción cuando nos pregunta por nuestra vida. En este estudio hemos visto que ese sesgo vale también para los niños y que son más optimistas que los adultos, es una buena noticia. De una escala de cien, el promedio de satifacción es de 87», explicó.

Pero no todos los perfiles son iguales. Según Bello, hay grupos de población infantil que se ven alejados de los altos niveles de bienestar. Suelen ser pequeños cuyos progenitores tienen un nivel educativo bajo y que viven en hogares con pocos recursos. «El nivel de satisfacción de los niños inmigrantes es más bajo en todos los aspectos que han analizado. Y también ocurre con los niños que viven en acogimiento residencial, aunque en este caso tenemos menos datos», apuntó el experto.

El técnico de Unicef incidió en que los niños tienen que participar y opinar. «No nos podemos quedar en la fotografía general, hay que localizar los ámbitos donde es necesario intervenir ante el riesgo de que se generen brechas en el bienestar subjetivo», conlcuyó.

Armando Bello es  miembro de esta Asociación GSIA.

No hay comentarios: