martes, diciembre 11, 2012

A propósito del día de la Dignidad de la niñez trabajadora


A propósito del día de la Dignidad de la niñez trabajadora


El día de la dignidad de la niñez trabajadora -09 Diciembre- 
se celebra el valor de la dignidad de los niños y adolescentes en todo el mundo 
y es una oportunidad para analizarla e interpretarla críticamente


En esta ocasión queremos compartir tres reflexiones: 
Una, sobre el concepto de dignidad; 
dos, sobre su significado; y, 
tres, sobre su sentido en la vida de los niños y adolescentes trabajadores.

¿Cuál es el concepto de dignidad?, 
¿Qué es, cómo reconocerla, qué cosa no es la dignidad? Son las preguntas que afloran espontáneamente cuando intentamos bosquejar una idea sobre la dignidad, a sabiendas que su conceptualización no es de fácil universalización. Las personas coinciden en la idea inversa de lo que no es dignidad, vale decir, la humillación. Así, toda persona que experimenta humillación, siente que mancillan su dignidad. La idea de dignidad nos refiere a la mejor cualidadhumana. A aquella característica consustancial, inherente, que le es propia al ser humano y solo a él, es decir, a su condición de excelencia, a su condición de primera calidad humana. En tal sentido, la humanidad lega a las generaciones futuras la dignidad, y éstas necesitan hacerla suya para su usufructo. La dignidad, si bien se hereda no se regala, por lo que siempre cada generación y, una tras otra, deben esforzarse para alcanzarla. En esta dirección, la dignidad, opuesta a la humillación, deviene en contradictoria a la explotación económica, a la esclavitud y formas análogas, y a las condiciones dañinas y perversas del empleo.

¿Qué significa dignidad? 
Al respecto, la dignidad tiene varios signos: políticamente, es la unidad de medida de la justicia social; jurídicamente, es un derecho fundamental; socialmente, es un proceso de lucha por hacerla suya; desde los derechos de la niñez constituye una primacía para hacer efectivos todos sus derechos en la construcción de proyectos de vida desde sus intereses; y en términos humanos, la dignidad es una relación de amor entre los miembros del mismo género.

¿Qué sentido tiene la dignidad? 
La dignidad vehiculiza la justicia social y por ende señala una línea política en la construcción de los proyectos de vida de la niñez trabajadora. De otro lado, también marca la línea orgánica del movimiento social, en tanto portante de dignidad y luchadora por la justicia social. La línea política, en el plano individual y social, se sustenta en la jurisprudencia de los intereses de la niñez en general y de la niñez trabajadora en particular, respaldada por el principio jurídico del interés superior del niño consagrado en la Convención Internacional sobre Derechos del Niño.

El tema parecería ser solo un asunto académico, sin embargo, referentes prácticos señalan el mismo camino. Al respecto, y para finalizar, queremos señalar tres eventos que nos parecen esclarecedores sobre el particular: primero, en el proyecto Los niños lideran el camino CLW (por sus siglas en inglés), en el ámbito de Perú, se focaliza la idea y práctica de trabajo contra la explotación, esclavitud y condiciones dañinas y perversas de empleo; segundo, en un evento reciente del MOLACNATs en Bogotá, los niños y adolescentes trabajadores, dirigentes latinoamericanos, reafirmaron la defensa de la dignidad enarbolándola como bandera de su accionar; y recientemente en diálogos internos de Save the Children Canadá, visualizábamos que la dignidad de los niños en general y de los niños trabajadores en particular forma parte de la reserva moral de la humanidad, lo que nos obliga a trabajar en su protección integral desde la perspectivas de los derechos de la niñez.
Salvo mejor parecer
Juan Enrique Bazán
Asesor para la región de América Latina
Save the Children  

No hay comentarios: