domingo, julio 17, 2016

Siete estrategias para acabar con la violencia contra los niños: "Inspire" OMS.

OMS 
Washington, D.C., 
12 de julio del 2016.


Una nueva Alianza Mundial (que además incluye un fondo), integrada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otros asociados, tiene como objetivo acabar con la violencia contra los niños por medio de siete estrategias interrelacionadas que conforman un paquete denominado "INSPIRE". 
Estas estrategias ya han sido probadas y han arrojado resultados concretos; ahora, al aplicarlas de manera conjunta, reducirán considerablemente los casos de violencia contra los niños.

Según un estudio reciente publicado en Pediatrics, en el último año hasta mil millones de niños sufrieron violencia física, sexual o psicológica. El homicidio es una de las cinco causas principales de muerte en los adolescentes. Uno de cada cuatro niños de ambos sexos sufre maltratos físicos, y casi una de cada cinco niñas sufre abusos sexuales por lo menos una vez en su vida.

De acuerdo con Susan Bissell, Directora de la Alianza Mundial, "la violencia contra los niños no es inevitable si cuestionamos el statu quo que afecta la vida y el futuro de tantos niños". "Todos los niños tienen el derecho a crecer sin violencia, y todos nosotros tenemos que colaborar para materializar esa visión".

El nuevo fondo creado para acabar con la violencia contra los niños prestará apoyo financiero a los programas que acelerarán la acción. Inicialmente se centrará en la prevención de la violencia en línea, en especial la explotación sexual, al abordar la violencia en la vida cotidiana de los niños y la prevención de la violencia contra niños que se enfrentan a situaciones de conflicto y crisis. El fondo está aceptando propuestas para financiar acciones prioritarias.

.- Aplicación y vigilancia del cumplimiento de las leyes: como las que limitan el acceso de la población joven a las armas de fuego (Sudáfrica) y las que tipifican como delito el castigo violento a los niños por parte de sus padres (muchos países europeos).

.- Normas y valores: al cambiar las creencias y comportamientos en torno a los roles de género (India, Sudáfrica, Uganda y Estados Unidos).

.- Entornos seguros: al centrarse en las "zonas críticas" violentas y mejorar el entorno edificado, por ejemplo, al mejorar la vivienda (Colombia, Estados Unidos, Reino Unido).

.- Apoyo a los padres y cuidadores: como los programas de capacitación sobre la crianza de los niños (Estados Unidos, Kenya, Liberia, Myanmar, Sudáfrica, Tailandia).

.- Ingresos y fortalecimiento económico: incluidas las microfinanzas en combinación con programas de formación sobre normas relativas al género (Afganistán, Côte d'Ivoire, Estados Unidos, Sudáfrica, Uganda).

.- Servicios de respuesta y apoyo: como los programas de tratamiento para delincuentes juveniles (muchos países europeos y Estados Unidos).

.- Educación y aptitudes para la vida: por ejemplo, establecer un entorno escolar seguro y mejorar las aptitudes sociales y para la vida (China, Croacia, Estados Unidos, Sudáfrica, Uganda).

"El conocimiento acerca de la magnitud de la violencia contra los niños y los daños que causa está en aumento, al igual que la evidencia sobre las estrategias eficaces para la prevención", observa Etienne Krug, Director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles, Discapacidad, Violencia y Prevención de Lesiones. "Ahora tenemos que sacarle provecho a ese conocimiento para trabajar conjuntamente y crear entornos seguros, estables y enriquecedores que protejan a los niños y adolescentes contra los daños causados por la violencia."

"Algunas estrategias como cambiar las normas relativas al género y hacer que la violencia sea inadmisible socialmente pueden representar una gran diferencia en la vida de los niños en la Región de las Américas", indicó Alessandra Guedes, asesora regional de la OPS en materia de violencia familiar. "Para acabar con la violencia contra los niños se debe comenzar por reconocer que son individuos con derechos y crear las condiciones necesarias para prevenir cualquier acto de violencia contra ellos."

"Al prevenir la violencia contra los niños en el presente, estamos invirtiendo en un futuro más brillante", agregó. "Los niños que viven sin violencia no solo son adultos más saludables, sino que además es menos probable que ellos mismos, al ser adultos, perpetúen el ciclo de la violencia, lo que implica que sus hijos tendrán mejores resultados en materia de salud."

De acuerdo con un informe elaborado conjuntamente por la OPS y los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) sobre la violencia contra la mujer, para el cual se compararon entrevistas realizadas en 12 países de América Latina y el Caribe, hay áreas en las que se solapan la violencia durante la niñez y la violencia contra la mujer. Según el estudio, el porcentaje de mujeres que sufrieron violencia infligida por el compañero íntimo en la edad adulta es significativamente mayor entre las mujeres que habían sufrido violencia en la niñez que entre las mujeres que no habían sufrido violencia en esa etapa de su vida.

Asimismo, los estudios han vinculado la violencia en la niñez con problemas de salud mental, suicidio, infección por el VIH y problemas de salud reproductiva, entre otras cosas, a medida que los niños crecen.

En el 2015, los países de la Región de las Américas acordaron mejorar la capacidad de los sistemas de salud para prevenir la violencia contra la mujer y dar una respuesta al respecto, lo que también ayudará a eliminar la violencia contra los niños.
El nuevo paquete "INSPIRE" de estrategias se produjo en colaboración con los CDC (Estados Unidos), el UNICEF, el Fondo para Acabar con la Violencia Contra los Niños y Adolescentes, el PEPFAR, la alianza Together for Girls, la UNODC, USAID, el Banco Mundial y la OPS.

La alianza que se puso en marcha hoy tiene como objetivo reunir a gobiernos, organismos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, el sector privado, investigadores y el sector académico para establecer la voluntad política, promover soluciones, acelerar la acción y fortalecer la colaboración a fin de prevenir la violencia contra los niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) es uno de los miembros fundadores de la alianza y brindará apoyo al trabajo para aplicar las estrategias en los países.
La iniciativa también tiene como finalidad el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular la meta 16.2 de "poner fin al maltrato, la explotación, la trata, la tortura y todas las formas de violencia contra los niños" y la ejecución de la resolución WHA69.5 de la Asamblea Mundial de la Salud respecto al Plan de acción mundial para fortalecer la función del sistema de salud en el marco de una respuesta nacional multisectorial para abordar la violencia interpersonal, en particular contra las mujeres y las niñas, y contra los niños en general.

ENLACES

No hay comentarios: