sábado, julio 02, 2016

Nueva Directiva de la Unión Europea sobre las garantías para los niños en procesos penales

Fuente OIJJ



La Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo Relativa a las Garantías Procesales de los Menores Sospechosos o Acusados en los Procesos Penales fue oficialmente adoptada por el Consejo Europeo el 21 de abril de 2016, después de la aprobación del Parlamento Europeo en diciembre de 2015. El documento contribuye a la implementación, en los Estados miembros de la UE, de un gran número de garantías procesales para niños (entendido como menores de 18 años) que son sospechosos o acusados de un hecho delictivo. 


La directiva es un paso más tomado por la UE para establecer un catálogo de normas procesales para las personas sospechosas o acusadas en procesos penales. Sin embargo, el documento en cuestión incluye garantías adicionales específicamente relacionadas con niños implicados en procesos penales.

El propósito subyacente de este acto legislativo es garantizar que los niños en conflicto con la ley estén propiamente protegidos, que sean capaces de comprender y seguir los procesos y de ejercer su derecho a un juicio justo. En términos generales, se busca prevenir que los niños reincidan y promover su integración social. Además, esta directiva pretende consolidar la confianza de los Estados miembros en los sistemas de justicia penal de los otros miembros, y así mejorar el reconocimiento mutuo de decisiones en materia penal.
La principal novedad de esta directiva es el rol que desempeñan los abogados en relación con niños sospechosos o acusados de un hecho delictivo. Los Estados miembros deberán garantizar que los niños sean asistidos por un abogado cuando sea necesario, a menos de que la asistencia no sea requerida debido a las circunstancias del caso. Otras condiciones importantes señaladas en la directiva comprenden la provisión de información sobre derechos, el derecho a una evaluación individualizada, a un examen médico, y a una grabación audio-visual del interrogatorio. También incluye garantías especiales para los niños en situación de privación de libertad, en particular durante el internamiento previo y posterior al juicio. 
Los Estados miembros cuentan ahora con tres años para garantizar que la directiva sea incorporada en sus respectivas legislaciones nacionales. Dinamarca, Reino Unido e Irlanda han optado por no adoptar la directiva.
Investigaciones de la UE muestran que, actualmente, los derechos del niño no están suficientemente protegidos en las distintas etapas de los procesos penales en la UE; el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictado numerosos juicios en contra de los Estados miembros a este respecto.
Sin embargo, a pesar del gran número de instrumentos jurídicos internacionales en esta área, no existe una definición concertada de lo que constituye un “juicio justo” para niños, y los tribunales no tienen más opción que dictar juicios basándose en un cuerpo legal incompleto y fragmentado. Esta directiva constituye así una mejora notable hacia un sistema de justicia adaptado a los niños en todos los Estados miembros, y hacia un mayor respeto de los derechos de los niños en los procesos penales.
El Observatorio Internacional de Justicia Juvenil acoge con mucho agrado la adopción de la directiva. Entre la primera propuesta de la Comisión en 2013 y la adopción del texto final, las organizaciones de la sociedad civil han estado muy activas para llevar el texto preliminar al nivel de los estándares más exigentes con respecto a los derechos del niño en el sistema de justicia juvenil.
El Observatorio Internacional de Justicia Juvenil ha redactado dos documentos de posicionamiento sobre este tema, con Eurochild en el primero, y con Fair Trials International y Open Society Foundation en el segundo, participando así en la mejora del texto de propuesta inicial, especialmente en lo relativo al Artículo 16 sobre el Derecho de los niños de personarse y participar en su juicio.
La directiva fue también un tema central en la VI Conferencia Internacional del OIJJ en Bruselas en 2014, titulada "La privación de libertad de los niños como último recurso: Hacia políticas de alternativas basadas en evidencia".
Además, la conferencia final del proyecto J.O.D.A - Juvenile Offenders Detention Alternatives in Europe, organizada por el OIJJ en el Parlamento Europeo el pasado enero de 2016, se centró en los artículos 10 y 11 de la nueva directiva, donde se llevó a cabo una discusión interesante entre expertos en el tema, incluyendo a Caterina Chinnici, miembro del Parlamento Europeo y relatora especial sobre la directiva.