viernes, julio 11, 2014

‘Valoración de idoneidad para el acogimiento familiar’



Jesús Palacios González
 Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales
Observatorio de la Infancia en Andalucía, 

Un estudio que trata de ofrecer garantías sobre el entorno familiar en el que el niño o la niña va a crecer y desarrollarse y ayudar a los equipos de profesionales en la toma de decisión sobre cuáles son los objetivos de la valoración, sus contenidos y métodos, así como en la toma de decisión final en relación con la idoneidad de la familia y, en su caso, los apoyos necesarios.
Acceso a la publicación

El acogimiento familiar es una medida de protección para aquellos niños, niñas y adolescentes que no pueden convivir con su familia de origen y no son susceptibles de adopción. Es una oportunidad para que puedan desarrollar sus capacidades en una familia que no es la suya al tiempo que mantienen la relación y el vínculo con su familia de origen. Para que esta medida sea un buen factor de protección para la infancia es necesario que la familia que desea acoger proporcione bienestar y protección acordes con las necesidades materiales y emocionales de los niños y niñas.
Para ello, las familias deben tener unas características personales, familiares y sociales que les permitan satisfacerlas adecuadamente. En este estudio se presenta un modelo de valoración de idoneidad para el acogimiento familiar basado en el paradigma necesidades-capacidades; por un lado, trata de conocer las necesidades de los niños, niñas o adolescentes que necesitan ser acogidos y, por otro, da las pautas para valorar las capacidades de las familias acogedoras en la atención de dichas necesidades, como son: salud física y mental, capacidad de protección del menor ante el maltrato, comprensión de la medida de acogimiento familiar, capacidad de vinculación emocional saludable, actitud positiva ante las relaciones del menor con su familia biológica, capacidades educativas, así como la colaboración profesional para la optimización de la medida.

En este sentido, se hace necesario homogeneizar la intervención de los profesionales y las profesionales en el abordaje de la valoración de idoneidad de las familias acogedoras, al objeto de tener las mayores garantías sobre el nuevo entorno familiar en el que el niño o la niña va a crecer y desarrollarse. Porque a la complejidad emocional que contiene el acogimiento hay que sumar las diferentes modalidades y determinar qué puntos tienen en común y cuáles son pertinentes para cada una.
El estudio ha sido realizado por el catedrático Jesús Palacios González, en el marco de la colaboración con la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla y financiado por esta Consejería.

Autor: Jesús Palacios González, catedrático de Psicología Evolutiva de la Universidad de Sevilla y vocal de Consejo Andaluz de Asuntos de Menores

No hay comentarios: