miércoles, mayo 11, 2016

El Periódico.com/es inicia, con carácter estable, la participación de chavalas y chavales en su sección Opinión.


¿Somos lo suficientemente escuchados?

Todos los niños tenemos derecho a la participación infantil; derecho a expresar nuestras opiniones y a que estas se tengan en cuenta


¿Somos lo suficientemente escuchados?
Foto de CARLOS MONTAÑÉS
AYA CHARKAOUI / BARCELONA                      
Martes, 10 de mayo del 2016

Cierro los ojos e, inconscientemente, veo un mundo, un mundo muy parecido al que vivimos, pero algo me dice que lo que voy a ver es totalmente distinto. Y efectivamente, así es; niños en la calle manifestando sus derechos o simplemente haciéndose escuchar, y asociaciones, libros, artículos, escritos, historias... creados por ellos mismos iluminando la ciudad. Vuelvo a despertar y me doy cuenta de que todo ha sido fruto de mi imaginación. Pero, ¿por qué? No debería ser así, no debería ser un simple sueño, ¿no?

Aunque no lo parezca, absolutamente todos los niños, solo por el hecho de ser ciudadanos de este mundo, tenemos derecho a la participación infantil; derecho a expresar nuestras opiniones y a que estas se tengan en cuenta, teniendo la libertad de buscar, recibir y difundir ideas e informaciones, creando asociaciones y celebrando reuniones pacíficamente... Pero, realmente, ¿esto es así? Vale, sí, puede que algo sí, en colegios, institutos y asociaciones relacionadas con los niños, pero (lamentablemente) no va más allá. Son granitos de arena lejos de crear una montaña. Y, sinceramente, creo que «crear esta montaña» y hacer que la voz de los más pequeños sea escuchada es importante; la información o opinión que aporta un niño, a parte de tener el mismo valor (ni más, ni menos) que la de cualquier otra persona, puede llegar a ser beneficiosa para el resto de la sociedad. Los niños somos el presente.

Contar con un espacio como este, una columna en un periódico nacional para que los niños y niñas podamos expresar nuestra opinión, inquietudes, necesidades y propuestas, puede ser un gran paso hacia la igualdad y la libertad. Si los niños y niñas participamos de forma más activa, es posible que nuestras opiniones, al ser conocidas, se tengan más en cuenta, y usar los medios de comunicación como canal, es una buena opción.

Afortunadamente, tengo la oportunidad de abrir este canal mediante el cual todos los niños y niñas tendrán la posibilidad de expresarse libremente. He participado activamente con Save the Children y esto es lo que me ha hecho estar donde estoy ahora, escribiendo este artículo. Participar con Save the Children no solo me ha impulsado a participar en otras actividades (del barrio, como voluntaria en casales...), sino que también me ha hecho reflexionar sobre la importancia de participar activamente como ciudadana para intentar cambiar las realidades que no nos gustan.