domingo, enero 04, 2015

A los Reyes d'Oriente les pío, Carta a los Reyes Magos


Javier Feijóo
CARTA A LOS REYES MAGOS
Fuente
El Miajón de los Castúos*
Luis Chamizo


A los Reyes d'Oriente les pío,
yo les pío una cosa mu güena:
¡Que no lloren los niños!¡que no!
por la curpa de nuestra torpeza,
que na más nus jagan pucherinos
cuando quieran estrujá la teta,
que no lloren por otras custiones
porque asina se quean sin juerza.

¡Que no lloren ni jagan pucheros!
por la jambre qu'azote su tierra,
qu'hay condumio pa tós, y de sobra,
na más farta una miaja e concencia
pa mercá un quilino e garbanzos,
enlialo con nuestra vergüenza
y mandalo con mucho cariño
pa onde hay niños que sufren miseria.

¡Que no lloren los niños!¡que no!
por la farta de delicaeza,
por sé hijos na más d'unos padres
que no tién corazón ni concencia
y s'enfuscan metiendo cizaña
y s'enzarzan en fieras peleas
y arremeten contra'l chiriveje
por su mala bebía y su pena.

¡Que no lloren ni jagan pucheros!
que su llanto me jierve'n las venas,
que no lloren porque haiga presonas
qu'embargaos por su mala ralea
quien jacernos volá en peazos
y disparan a tontas y a ciegas
pa pintá del coló de la sangre
una fría y jedionda frontera.

¡Que no lloren los niños!¡que no!
que se riyan con toas sus juerzas,
que regüervan, qu’estrocen, que chillen
y alevanten doló de caeza,
porque asina se ve qu'están juertes
y no hay cosa que más nus alegra
qu'esa risa que nus trae añoranza
d'argún tiempo de nuestra inocencia.

¡Que no lloren los niños!¡que no!
por la curpa de nuestra torpeza;
¡que no lloren ni jagan pucheros!
por la jambre qu'azote su tierra;
¡que no lloren los niños!¡que no!
por la farta de delicaeza;
¡que no lloren ni jagan pucheros!
que su llanto me jierve'n las venas;
¡que no lloren los niños!¡que no!
que se riyan con toas sus juerzas;
que na más nus jagan pucherinos
cuando quieran estrujá la teta.

Al Melchó, con su barba tan branca,
al Gaspá, a la lus de la estrella,
y a ese Rey que a mí de nuevino
me dio mieo su jeró tan negra,
a esos Reyes d'Oriente les pío
más que un ruego una desigencia:
¡Que no lloren los niños!¡que no!
porque asina se quean sin juerza.

- Javier Feijóo -

*El término Miajón de los Castúos fue acuñado por Luis Chamizo y con él se refería el poeta a los extremeños de pura cepa, a los auténticos y típicos hombres de Extremadura. El término Miajón es sinónimo de meollo, médula, miga, entraña, y con este término se refiere Chamizo a la esencia de las cosas, de donde podemos deducir fácilmente que el libro El Miajón de los Castúos es un libro en el que Chamizo se refiere con nostalgia a la esencia del hombre extremeño antiguo al que, con estos poemas, ofrece un orgulloso y vivo homenaje.
Los poemas de este libro están escritos siguiendo el curso del habla rural de antaño y aunque hayan sido tildados por algunos como ingenuos, mediocres, trasnochados, retrógados y hasta reaccionarios no dejan, a fuer de sencillos, de tener gran fuerza expresiva, ternura y sensibilidad, reflejando las características de una tierra extrema y dura y las vivencias de unos hombres y mujeres que trabajando y penando por sobrevivir se confundían con la tierra misma.

No hay comentarios: