sábado, marzo 14, 2015

Ordenan deportación de más de 7.000 niños que no vieron a un juez.

Agente fronterizo toma los datos de una niña inmigrante salvadoreña.
Durante gran parte de 2014 se registró una entrada sin precedentes en EE.UU. de menores centroamericanos indocumentados.
Más de 7.000 niños indocumentados de origen centroamericano han recibido en los últimos meses órdenes de deportación sin haber comparecido delante de un juez, según un informe conocido este viernes.
Según el diario Los Angeles Times, grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes han mostrado su preocupación por estas cifras, ya que aseguran que a los menores nunca se les notificó la fecha de su comparecencia por problemas en las cortes que manejan los casos relacionados con cuestiones migratorias.
Estas organizaciones pidieron el pasado mes al gobierno estadounidense que paralice las deportaciones de los niños hasta que se les dé la oportunidad de presentarse ante un juez.
Además, piden que haya más abogados disponibles para acompañar a los menores a los juzgados, ya que según señalan, gran parte de los niños que acaban siendo deportados no contaron con la ayuda de un letrado.
No está claro cuántos de los 7.706 menores contra los que dictaron órdenes de deportación no se presentaron frente al juez porque no recibieron la notificación correspondiente o porque optaron por no acudir a la audiencia.
Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, durante gran parte de 2014 se registró una entrada sin precedentes en EE.UU. de menores centroamericanos indocumentados, llegando más de 60.000 en apenas 7 meses.

Muchos de ellos emigraron a causa de la oleada de violencia que azota países como Guatemala, Honduras y El Salvador.

No hay comentarios: