domingo, noviembre 24, 2013

“Haki yangu”, Kaia denunció a la policía

Kaia denunció a la policía

“Exijo mis derechos”


Kaia tenía solo 11 años cuando fue asaltada y violada camino a la escuela. Una profesora la llevó al hospital, pero cuando acudieron a la policía, les exigieron pagar un soborno a cambio de dejar por escrito su declaración. 



Y entonces Kaia hizo algo increíblemente valiente: denunció a la policía por no protegerla y dio pie a la extraordinaria historia que sucedería justo después. 

En Kenia, hogar de Kaia, cada 30 minutos se viola a una mujer o a una niña.Y por lo general la policía ignora las denuncias, aislando aún más a las jóvenes víctimas de este horror y reforzando la idea de que las agresiones sexuales son algo aceptable. 

Pero Kaia, junto con otras diez jóvenes que habían sufrido los mismos abusos, decidió desafiar esa lógica. El día del juicio, ignorando las amenazas y el cordón de seguridad que protegía el tribunal, marcharon desde su albergue hasta la corte cantando “Haki yangu”, que en su lengua natal significa “Exijo mis derechos”. El veredicto del juez les dio la razón: ¡las chicas ganaron!


En un principio, todo parecía indicar que Kaia sería una víctima más de la interminable lista de niñas violadas y olvidadas por la policía. Pero la alianza entre Mercy Chidi, defensora keniana de derechos de la infancia y Fiona Sampson, abogada canadiense especializada en derechos humanos, logró desafiar esta injusticia ante los tribunales.

El plan se tejió en Kenia entre un grupo de colegas de Canadá, Kenia, Malawi y Ghana. En un primer momento, demandar a la policía por su falta de acción parecía una misión imposible, pero aceptaron el reto, asumieron los riesgos y ahora han conseguido hacer historia. 
El trabajo acaba de comenzar: como en cualquier otra victoria legal, se necesita tiempo, esfuerzo y dinero para asegurar que la sentencia sea acatada y utilizarla como trampolín para eliminar la violencia contra las mujeres.


El magnífico equipo de defensores y abogados especializados en derechos humanos que apoyó a Kaia está listo para iniciar acciones similares contra la policía por toda África y en otros continentes, pero necesita fondos para lograrlo.  Si 30.000 de nosotros nos comprometemos a donar 4€ ahora, podemos hacer que esta imponente victoria se repita en otros países, recordándole a la policía que violar es un crimen y dando un firme paso al frente ponerle fin a la guerra global contra las mujeres. No procesaremos las donaciones hasta que consigamos el objetivo: 
DONA

Si reunimos suficiente dinero, así es como podemos lograr que esta histórica victoria de Kenia se convierta en un triunfo para toda África e incluso para el resto del mundo: 

  • Ayudando a financiar causas como ésta en África y en otros continentes.
  • Utilizando estrategias de campaña de gran impacto para asegurar el cumplimiento de leyes y sentencias judiciales.
  • Impulsando campañas educativas públicas y de sensibilización que ataquen la raíz de la violencia sexual y ayuden a erradicarla de una vez por todas.
  • Respondiendo a más oportunidades de campaña como ésta, con estrategias capaces de darle un vuelco a la violencia sistemática contra las mujeres.
Comprométete a donar 4€ ahora para ayudar a poner en marcha esta importantísima tarea -- no procesaremos las donaciones hasta que no consigamos que 30.000 personas donen a favor de esta iniciativa:


Como ciudadanos, a menudo nos dirigimos a líderes políticos y a altos funcionarios para que se comprometan con la protección de los derechos de las mujeres. Es importante que lo sigamos haciendo pero, cuando su conciencia flaquea, debemos apelar a sus intereses y demandarlos ante los tribunales. Así les enviamos un mensaje doblemente poderoso: que los delitos no quedarán impunes y que la época de odio y violencia contra las mujeres está llegando a su fin.

Con esperanza,

Ricken, Maria Paz, Emma, Oli, Nick, Allison, Luca y todo el equipo de Avaaz

* Kaia es un seudónimo pero su historia es real. Por seguridad, evitamos usar su nombre verdadero y foto.

Fuente Avaaz.org. El mundo en acción

Más Información: 
En Kenia, una victoria para las niñas y sus derechos (The New York Times -- solo en inglés)
Las mujeres africanas, en peor situación - informe (IOL News -- solo en inglés)
La violencia contra las mujeres alcanza proporciones epidémicas, según la OMS (20 Minutos)
La joven india cuya violación cambió un país (CNN)
No a la violencia contra la mujer (El País)
El machismo, telón de fondo de las violaciones en grupo en la India (ABC)

No hay comentarios: