viernes, enero 27, 2017

La infancia toma el Congreso en una jornada histórica,

 25 enero 2017.

Si la tarea de la infancia es llevar lo nuevo al mundo de lo simbólico, en palabras de Walter Benjamin, los niños y niñas que intervinieron en la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Congreso de los Diputados han cumplido con creces sus deberes. En lo que será recordado como un hito histórico, ocho chicos y chicas de los consejos locales presentaron sus propuestas a los parlamentarios y realizaron una petición: la creación de un Consejo Nacional de Participación que sirva para establecer un diálogo entre la Comisión de Derechos de la Infancia del Congreso de los Diputados y los niños y niñas.

Los organizadores de la jornada,  la Plataforma de Organizaciones de Infancia a través de la estrategia La Infancia Opina y UNICEF Comité Español a través del programa Ciudades Amigas de la Infancia, confían en que los parlamentarios den continuidad a esta iniciativa y que estas jornadas se organicen periódicamente.
@unicef2017/Hugo_Palotto
“Hemos venido a trabajar”

Procedentes de distintos puntos de la geografía española, como Asturias, Galicia, Andalucía, Cataluña, Castilla-La Mancha o Madrid, los jóvenes se dieron cita a las 10 de la mañana en las escaleras del Congreso. “Hemos venido a trabajar, no a hacer turismo”, avisaba Ariola, de 14 años y procedente de Málaga, bajo la atenta mirada de Daoíz y Velarde, los leones de bronce que velan la entrada a la Cámara Baja.

Dicho y hecho. Tras atender a distintos medios acreditados y enviar mensajes por las redes sociales, Ariola, Bárbara, Edita, Erika, Luis, Sergio, Tania y Zakaría entraron en una abarrotadísima sala Ernest Lluch para defender los derechos de “todos y cada uno de los niños y adolescentes que hay en el país”.

La presidenta de la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia, Mar García Puig, fue la encargada de darles la bienvenida: “El Congreso es también vuestra casa”, anunció. “Cuando he entrado a la sala y he visto a tanta gente aplaudirme, se me ha hecho un nudo en la barriga”, señalaba una de las jóvenes protagonistas.

Ante una nutrida audiencia de representantes políticos e institucionales, periodistas, miembros de consejos de participación, niños, jóvenes y mayores los ocho protagonistas de la jornada presentaron las propuestas recogidas en el Manifiesto de Santander, fruto del IV Encuentro Estatal de Participación Infantil y Adolescente. En intervenciones de cinco minutos, plantearon desde su análisis sobre educación, protección, salud y bienestar, participación, igualdad de oportunidades o personas refugiadas.

“Pedimos a los políticos que nos escuchen más, que piensen en nosotros para tomar decisiones” —decía Luis, el primero en intervenir—. Nosotros, niños y niñas, somos el presente de un futuro más decente.” Edita, del Consejo de Castrelo de Miño, señalaba que “la educación no es solo adquirir conocimientos, sino una suma de valores y actitudes”.

Procedente de Alcalá de Henares, Bárbara recordaba que “la igualdad es la base de todo, la llave para solucionar la mayoría de problemas que nos atormentan día a día”. Y mientras Tania, del Consejo de Málaga, pedía a los representantes políticos que dieran prioridad a la construcción de nuevos hospitales en las zonas más pobladas, Sergio reconocía la complejidad del tema de los refugiados, recordando a las autoridades que pueden hacer mucho más de lo que hacen .

Un antes y un después

Tras las intervenciones de los niños y niñas tomaron la palabra los portavoces de los grupos parlamentarios Mixto, del PNV, de Esquerra, Ciudadanos, Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Socialista y Popular. Además de felicitar a los jóvenes y agradecer sus propuestas, los portavoces alabaron tanto su valentía como su capacidad para explicar de una forma directa y sencilla asuntos tan complejos. Por último, la presidenta Mar García Puig abogó por que el Congreso mantenga sus puertas abiertas a los niños, por dar una periodicidad a estos encuentros y remarcó la necesidad de crear un órgano de participación a nivel estatal.

Aunque es la primera vez que la Comisión de Derechos de la Infancia y la Adolescencia invita a los chicos y chicas de los consejos de participación para escuchar sus propuestas, los jóvenes son conscientes de haber hecho historia y esperan que no se trate de un “acto puntual”, sino de “un gran primer paso para la participación infantil y el comienzo de algo grande”, en palabras de Erika, del Consejo de Nava de Asturias. “Esperamos llenar aún más la sala en próximas ocasiones”, apuntó Luis, del Consejo de Avilés.

Para cerrar este día histórico, la presidenta de la Comisión acompañó a los chicos y chicas hasta la sala de los Pasos Perdidos y el Hemiciclo, el lugar donde se celebran las sesiones del Pleno del Congreso. Esta vez los representantes infantiles entraron como visitantes, pero quizás, más pronto que tarde, alguno de ellos regrese para ocupar un escaño. Porque, como anunciaba una de las protagonistas, “si quieres cambiar el país, tienes que hacerlo desde dentro”.

RECURSOS


Esta Jornada Parlamentaria estuvo organizada por organizada por la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Congreso de los Diputados, la Plataforma de Organizaciones de Infancia a través de la estrategia La Infancia Opina y UNICEF Comité Español a través del programa Ciudades Amigas de la Infancia.

No hay comentarios: