viernes, abril 22, 2016

Niños y niñas migrantes no acompañados desaparecidos en Europa, Informe SUMMIT.

Proteger a los niños migrantes de su desaparición mediante la identificación de mejores prácticas y 
la formación de actores para la cooperación interinstitucional.



Viernes, 18 de Marzo de 2016



Un informe de reciente publicación aborda el problema de los niños migrantes no acompañados en Europa, centrándose en aquellos que pasan a estar desaparecidos. 

Los resultados del informe surgen de un profundo estudio sobre esta situación, desarrollado en el marco del proyecto ‘Safeguarding Unaccompanied Migrant Minors from going Missing by Identifying Best Practices and Training Actors on Interagency Cooperation’ (SUMMIT), (Proteger a los niños migrantes de su desaparición mediante la identificación de mejores prácticas y la formación de actores para la cooperación interinstitucional), cofinanciado por la Unión Europea.


Europol calcula que durante los dos últimos años han desaparecido más de 10.000 niños tras haber llegado a Europa. No obstante, los informes nacionales parecen sugerir que el número de niños no acompañados desaparecidos podría ser mucho mayor, y que muchos desaparecen antes de que las autoridades los inscriban. En 2015 más de 89.000 menores no acompañados han llegado a la Unión Europea, un drástico aumento desde los 23.000 que llegaron en 2014.
El informe refleja los datos de los actores que se enfrentan principalmente con la acogida de los niños y adolescentes no acompañados y de los que se fijan en su desaparición. Examina las prácticas de siete países de la Unión Europea: Reino Unido, España, Italia, Bélgica, Chipre, Irlanda y Grecia.
En el estudio, los autores ofrecen una serie de buenas prácticas y llaman a una mejora en la cooperación entre las fuerzas policiales, los trabajadores sociales de los refugios y centros de acogida, los tutores, las líneas de teléfono para menores desaparecidos y otras partes implicadas, para prevenir mejor y responder a la desaparición de niños y adolescentes.
Entre los desafíos encontrados, los profesionales se quejaron por la inconsistencia de los métodos de recogida de datos en sus países y en general en Europa, pues hace que el intercambio de información relevante sea difícil en inefectivo.
Muchos profesionales reconocieron que a menudo se asume que los niños y adolescentes se marchan de forma voluntaria y que raramente se realiza una valoración de riesgo adecuada, dejando a los niños expuestos al tráfico y la explotación.
El informe irá seguido de un manual para los profesionales de base que será publicado en las próximas semanas, así como de un evento formativo que se celebrará en abril donde se presentarán estos hallazgos y las prácticas recomendadas para permitir la difusión de este conocimiento y de los recursos en el nivel de las necesidades básicas.
El informe fue redactado por el Dr. Karen Shalev Greene, catedrático del Institute of Criminal Justice Studies en la Universidad de Portsmouth y director del Centre for the Study of Missing Persons, y Federica Toscano, responsable del proyecto Missing Children Europe. Los socios del proyecto SUMMIT contribuyeron a la publicación, en particular las organzaciones: Child Circle, NIDOS (Países Bajos), Defence for children-ECPAT (Países Bajos), TUSLA (Irlanda) y KMOP (Grecia).
El OIJJ apoya todos los esfuerzos para detener y erradicar el fenómeno de los niños no acompañados desaparecidos, y como socio del proyecto europeo de investigación NET for U ha trabajado para elaborar un programa de intervención multidimensional para mejorar la integración de niños no acompañados. El Observatorio urge a los homólogos nacionales a coordinar su trabajo con el fin de supervisar eficazmente a estos niños tan vulnerables y garantizar sus derechos fundamentales, evitando así el riesgo de exposición al tráfico y la explotación.