lunes, noviembre 30, 2015

Nuestro futuro será como nosotros decidamos que sea.

Publicado por akioni el 26/11/2015


Oapaufdnsayimfjopfmtotsqgqkyhppasstwrntiaiwqiacbaj

Desde el control del fuego, la humanidad ha intentado crecer y desarrollarse. Poco a poco hemos ido conquistando nuetro planeta, ha aumentado la población y nos hemos extendido. Nuestras necesidades y expectativas han ido creciendo pero debido a este desarrollo nuestro entorno se ha ido degradando sin tomar conciencia de ello.
En el pasado la humanidad ha prosperado sin atender a factores ambientales y sociales. Los recursos parecían infinitos y parecía que cuando éstos se agotasen podríamos conseguir un nuevo planeta para poder gastarlo de la misma forma, igual que cambiar una pila que ya no funciona por otra.
Ahora que todo está hecho un desastre hemos tomado conciencia de ello ¿por qué nunca nos damos cuenta de lo que hacemos hasta que la pifiamos del todo? Es verdad que muchos de los problemas que tenemos han venido debido al avance social y tecnológico pero, ¿qué clase de progreso es aquel que deteriora el lugar donde vivimos?

Para que podáis entender el desarrollo y su impacto os voy a explicar la metáfora que propuso el economista Kenneth Boulding.
"El planeta Tierra es una nave espacial, con astronautas y un número de recursos finito. El astronauta, para sobrevivir, debía cuidar sus recursos y regular sus necesidades, ya que viajaba en un sistema cerrado, reciclando todo lo posible sin desperdiciar nada. Por ello la humanidad tiene que ponerse de acuerdo en tratar racionalmente los recursos naturales que tiene para no quedarse sin provisiones."
Necesitamos cambiar el rumbo hacia un desarrollo que no moleste al medio ambiente ni a las conquistas sociales. No hay nada tan importante como la salud de nuetro planeta y en este momento tenemos problemas ambientales y desigualdades sociales, culturales y económicas.

¿A vosotros no os fastidia que en numerosas ocasiones pensemos que como individuos no tenemos ninguna fuerza para poder cambiar las cosas? FALSO. Nuetra opinión no solo cuenta, sino que ¡es necesaria! Nosotros no solo formamos la sociedad, sino que ¡somos la sociedad!

Cómo empezar a ayudar
Tirar la basura al contenedor adecuado, ponernos una chaqueta en lugar de encender el radiador, cerrar el grifo si no estamos utilizando el agua, utilizar medios de transporte públicos y dedicar parte de nuestro tiempo a colaborar en organizaciones que ayuden a los colectivos desfavorecidos y al medio ambiente...etc.
Recuerda:
Nada es tan importante como la salud de nuestro planeta.
Nuetro futuro será como nosotros decdidamos que sea.

No hay comentarios: