martes, junio 30, 2015

Más duro, que trabajar en el cementerio!

„Sin esfuerzo, nadie se levanta“ 
 Es menos duro trabajar en el cementerio de Potosí, o en la producción de ropa, 
que defender los intereses de los NATs en la OIT en Ginebra. 

No vamos a permitir, que la OIT venga, y nos imponga su modelo de niño europeo.

Lourdes Cruz Sánchez, 17 años
delegada de la UNATSBO,
 nos cuenta su viaje a Europa
su representación ante la OIT
 A fines de mayo una delegación del Movimiento Regional de Niños, Niñas y Adolescentes trabajadores de América Latina y el Caribe MOLACNATs emprendió un viaje a la sede de la Comunidad Europea en Bruselas, a un panel temático en la ciudad de Bonn en Alemania, y para participar en la 104ª Conferencia Internacional de Trabajo de la Organización Internacional de Trabajo en Ginebra. 
En el centro de los debates estaba el nuevo Código de la Niña, Niño y Adolescente en Bolivia. En la delegación estuvo como representante de la Unión de Niñas, Niños, Adolescentes Trabajadores de Bolivia (UNATSBO) Lourdes Cruz Sánchez. Lourdes tiene 17 años, es hija de una familia minera. 
Desde temprana edad ha trabajado, primero en el Cementerio de Potosí, ahora – aparte de sus estudios universitarios – en la fabricación de ropa en su propio taller. 
En una entrevista después de su retorno a Potosí, y en medio de una intensa agenda para recuperar el tiempo, que había estado fuera, 
contó a Peter Strack, como ha vivenciado esta experiencia. O como ella dice: 
„Sin esfuerzo, nadie se levanta“  

"Teníamos una serie de actividades. En la mayoría me ha ido bien. Quizás he retornado un poco decepcionada, porque en la actividad principal, en la Conferencia Internacional de Trabajo de la OIT no he podido tomar la palabra.  Primero no tuvimos la acreditación. Y el día de la reunión, con mucho esfuerzo y ayuda del gobierno de Bolivia pudimos conseguir la acreditación como UNATSBO. Pero ya no hemos podido tomar la palabra, porque no se podía alborotar el programa. También el gobierno nos dijo, que no sería bueno, que hablemos. Porque podrían utilizar lo que diríamos en nuestra contra.

En la primera presentación del ministro de Trabajo de Bolivia, estaba defendiendo firmemente la normativa de Bolivia. Pero después de las intervenciones negativas, de que se está violando el Convenio, de que los otros gobiernos no estaban de acuerdo, que Bolivia es irresponsable. Si bién el Ministro seguía defendiendo el Código, quizás porque es nuevo y no tiene mucha experiencia en el tema, lo hizo con otra mirada: De que si en el futuro se erradicaría el trabajo de niños y niñas. Esto me molestó un poco. Me sentía como un pez, que estando en el agua, no podia nadar.  Escuchar tantas cosas de tu país, que decian barbaridades, que no venían al caso, y no puedes hablar, es horrible.  Es lo mas feo que me ha pasado en mi vida.  Escuchando que decían que el nuevo Codigo de Bolivia es un retroceso, cuando ellos no se dan cuenta, que hay miles de niños y niñas trabajando en sus países. Y son ellos que están dando un paso atras, porque los meten al sotano, no los quieren sacar a la luz … No sé, si era furia, rabia o un sentimiento de impotencia, que sentí.

También la COB (Central Obrera Boliviana), cometió la mayor estúpidez, que podían hacer. Antes nos habíamos reunido y nos habían comentado que no estaban de acuerdo con el Código y tampoco tenían conocimiento. Les decimos, que entonces no tomen la palabra. Pero hablaron y solicitaron una comisión de la OIT para que venga a Bolivia, a arreglar el Código. Esto fue como un puñal por la espalda. Ellos no han hecho nada para los NATs en Bolivia, como para representarles. Pero dijeron, que la COB no estaba de acuerdo con que los niños trabajen, y que no podían tomar decisiones allí. Nuestra propuesta fue, que si ellos tomaran la palabra, nosotros también. Pero ellos estaban inscritos en el programa, nosotros no. Apenas terminó, les pedimos una reunion cuando estemos de vuelta en Bolivia, para analizar.

Es menos duro trabajar en el cementerio de Potosí, o en la producción de ropa, que defender los intereses de los NATs en la OIT en Ginebra. Yo comprendí, que ellos no quieran, que niños trabajen. Porque si para nosotros vivir bien es vivir en armonía, en familia,  compartir, es la solidaridad, para ellos es mas que todo lo material, estar cómodos económicamente. Y como tienen todo, obviamente no hay niños trabajadores. Claro que yo respeto esta realidad. Pero en nuestro lado del mundo es muy distinto.
Con el ministro de trabajo solamente había una persona, que estaba defendiendo a tu país y tu no podías hablar. Hicimos unos carteles, que decían 'Escuchen a los NATs“, pero los de seguridad nos vieron hacer estos papeles, y a los demás compañeros de Paraguay y Venezuela ya no los dejaron entrar. Los llevaron a otra sala, donde sólamente en Video podian ver, lo que pasaba. Entonces con esto y lo del gobierno, que nos dijeron que nos podían sacar, y que sería mejor cuidar nuestra imágen, que no hagamos nada, para que no haya malas interpretaciones, que el gobierno nos estaba pagando para defender el Código. Lo que no es cierto, porque no hemos ido en la delegación oficial. Mas bien muchos funcionarios del Ministerio de trabajo son financiados con dinero de la OIT y tienen que cuidar su empleo.

Claro, en los pasillos podíamos hablar con algunos periodistas y otras personas, pero no es lo mismo, que hablar en la plenaria, y que te escuchen todos.
Pero por haber escuchar nuestra voz mayormente con los medios de comunicación y algunas instituciones, ellos se dieron cuenta, que estuvimos allí. Por lo menos en esta semana todos hablaron de que los NATs de Latinoamerica estaban en Europa. Sacaron imágenes para hacer documentales. Otros simplemente han sacado la noticia, han puesto informaciones al Internet. Y otros, por ejemplo de Japon, anunciaron que van a venir a Bolivia. Estamos en la boca de muchos paises. Algunos ven lo de Bolivia como algo bueno, porque se reconoce el trabajo y protege a los niños de una manera muz distinta. Pero la mayoría piensa, que Bolivia da un ejemplo malo,  al legalizar el trabajo de los niños. Algo que les hemos dicho hasta el cansancio, que no es así, sino que estamos protegiendo. Y no se, porque no entienden, y siguen con el otro concepto.

Muy aparte en Bruselas, estuvimos presentes en algunos colegios, para conscientizar a los niños y niñas a que sean protagonistas en sus propias vidas, y que no dejen que los adultos tomen decisiones por ellos. Eran actividades mas tranquilas. Entonces estos niños en las noches han ido a contar a sus papas. Al día siguiente tuvo su efecto, porque los papas decían: 'Como van a ir niños trabajadores a decirles esto?!'. Pero muchos también entendieron. Uno era hijo de un funcionario de la Dirección General de Desarrollo de la Comisión Europea. Entonces el papa nos hizo una reunión, en la que nos escuchó y creo nos entendió. Y nos dijo, que la mirada de la OIT siempre  está basada en imponer el modelo del niño europeo, que hay que traer como ejemplo a América. Lo que nosotros no queremos. Así que a esta y a muchas reuniones fuimos con el propósito que conoscan nuestra realidad y la entiendan, para no imponer. Porque no es la misma realidad. Mas en Europa que en mi propio país me he dado cuenta del diferente rol del trabajo en nuestra cultura.


En el panel en el parlamento europeo yo esperaba mas políticos, y mas preguntas. Porque cuando hay mas preguntas, acabamos con las dudas, que tienen.  Pero no había muchos representantes politicos. Mas estudiantes, algunos compatriotas bolivianos. Tambien instituciones, pero los parlamentarios en si, me acuerdo de uno, pero no mas.

En Alemania también tuvimos un encuentro con algunas organizaciones, universitarios, periodistas, gente que habia hecho estudios en Bolivia, y que nos defendian, y un representante de la OIT. En la cual la OIT siempre con su mirada eradicacionista, de que el niño que trabaja, no estudia, que los niños son explotados. Claro, defendí mi postura. Le dije, que yo he estudiado gracias a mi trabajo. Y mencione los mismos estudios de la OIT, que no lo han publicado, porque no salió como ellos querían. Que la mayoría de los NATs están en la escuela. Que claro hay casos de niños trabajadores, que no estudian. Pero que hay que hacer? Incorporarles a la escuela, no impedirles que trabajen.  Porque los niños, que estudian y trabajan, tienen un alto rendimiento escolar. Porque como tienen responsabilidad se toman en serio el estudio. Comenté, que incluso en muchos casos tienen notas altas, se destacan en el colegio. Llegamos hasta golpes en la mesa, porque dicen que cosas que molestan. Que nos dan algo, que nos preparan, para hablar. Mientras es el, que vive de que le pagan en la OIT, diciendo que los niños no deberían trabajar. Pero que el diga, que nosotros estamos pagados para ir a defender algo, que no es cierto, que pone ejemplos que no vienen al caso, y que todavia me rie en la cara de forma burlona,  esto me molestó. Entonces como el golpeó la mesa, yo también. Quizás me dijo otras cosas mas, pero como el hablaba aleman yo no entendía todo.

Una limitante era el idioma. Teníamos una traductora voluntaria, pero se saltaba muchas cosas. Así que no entendía todo o ella no traducía todo. Sin embargo no ha impedido, que defendamos firmemente la postura de Bolivia.

Es muy distinto defender  tus derechos desde tu país, que ir a defenderlo a nivel mundial, porque son varios paises que están en contra tuyo. Y con excepción de algunos que defendían, la mayoría  atacaba a Bolivia. Y como no estás en tu país, no hay quienes te apoyan, te pueden hacer callar y sacar fácilmente. No hay una norma que te protege. Por esto dije: Aquí me están callando, pero en mi país no me voy a callar y nadie me va a hacer callar. La comisión de la OIT, que quieren enviar a Bolivia, puede ser una amenaza, pero tambien una oportunidad. Puede ser, que sólo nos van a distraer, diciendo que van a hacer un estudio, cuando solo vienen para cambiar el Código. Vamos a estar pendientes de las fechas, para poder conversar con ellos, para al menos a aquellas personas hacer entender la realidad aqui en Bolivia. Por esto repito, si en Ginebra nos han callado, aqui no nos pueden hacer callar. También el ministro de trabajo comentó, que si siguen presionando, el gobierno va a seguir defendiendo al Código. Que no van a retroceder, negando a los niños trabajadores. Quieren solicitar dar cinco años para aplicar el Código, a ver los resultados. Y recién si no funciona, tomar otra medida.



Aquí nuestro próximos pasos son por un lado esperar que venga la delegación de la OIT, y ver con cual objetivo están viniendo. Y por otro lado de hacer cumplir la normativa existente. Porque muchas normas se escriben en papel sin cumplirse. Por esto la lucha no termina con la normativa, sino sigue, para que se respete tanto la normativa como a los niños trabajadores. No vamos a permitir, que la OIT venga, y nos imponga su modelo de niño europeo.

No hay comentarios: