martes, mayo 12, 2015

La explotación sexual infantil online con fines comerciales, Análisis de Europol

Evaluación estratégica sobre
 Informe 2015.

Fuente  Observatorio Internacional de Justicia Juvenil


En el transcurso de estos últimos años, la Coalición Financiera Europea contra la explotación sexual comercial online de niños (CFE) ha contado en su misión con la ayuda del centro europeo de ciberdelincuencia de la Europol (EC3), que ha redactado dos importantes informes sobre esta materia.



El primer informe, titulado ‘Evaluación estratégica de la explotación sexual infantil con fines comerciales’, de 2013, tenía como objetivo identificar las tendencias en la producción, distribución y acceso al material pedopornográfico. El informe concluía con la posibilidad de que la actividad pornográfica se desplace para evolucionar en el seno de una red menos visible y muy difícil de rastrear, la ‘internet profunda’ (Deep Web).

Más recientemente, en febrero de 2015, salió a la luz un segundo informe con el mismo título, ampliando y actualizando estas investigaciones, y poniendo al día los cambios producidos en el campo de la explotación sexual de menores con fines comerciales en Internet. Este nuevo informe hace referencia a una digitalización de nuestra sociedad debido a la expansión tecnológica, el aumento de la cobertura de Internet y el uso masificado de tecnologías móviles; una evolución de las tecnologías que está desgraciadamente en el origen del recrudecimiento de este negocio, ya que puede garantizar el anonimato de las personas que participan en él.

En efecto, la búsqueda de un mayor anonimato a través del uso de técnicas de codificación en internet es, sin duda, una de las nuevas tendencias.  Esta búsqueda se manifiesta por medio del uso de opciones alternativas de pago numerosas e innovadoras, el anonimato de las herramientas proporcionadas por Internet y el negocio que se dedica a abusar de los servicios legales para distribuir material pedopornográfico.
Gracias a los escasos riesgos que conllevan la producción y distribución de materiales pedopornográficos y al carácter altamente lucrativo de esta actividad, esta última se ha convertido en un verdadero negocio, según los últimos estudios. Con el desarrollo de la tecnología, los delincuentes que explotan a los menores pretenden, fundamentalmente, obtener un beneficio financiero a través de ella.

Además, la lista de delincuentes se ha ampliado a personas que tienen poco o ningún interés sexual en los niños, tan solo el interés de producir y distribuir archivos a modo de empresa.  En 2014 los países que alojan el mayor número de URL sospechosas de participar en el negocio de materiales pedopornográficos son, por orden decreciente: Estados Unidos,  Japón, Holanda,  Rusia y Ucrania.
Por último, las formas de explotación sexual infantil han evolucionado también, aprovechando las nuevas tecnologías, para tener acceso a nuevas fuentes. Se alude a la aparición de ‘procesos de extorsión sexual’ como la transmisión en directo por internet (live streaming).

Sobre la base de estas informaciones, el centro de ciberdelincuencia de la Europol recomienda a la CFE acordar una definición jurídica del significado de la explotación sexual infantil con fines comerciales. El objetivo es cubrir el mayor espectro posible  de las formas que puede tomar este negocio y sus componentes en línea, con el fin de llevar a cabo una lucha más eficaz.
Se trataría también de considerar las diferencias que existen entre la web, la ‘internet profunda’  y las redes privadas virtuales, también llamadas ‘red oscura’ (Darknet). Porque si el campo de actividad comercial continúa siendo más débil en el seno de la red oscura y de la ‘internet profunda’ en comparación con la actividad cuantificable de la web, el material  pedopornográfico que tiende a desarrollarse con la ausencia de regulación está a su vez ‘hecho a medida’, en función de la demanda y puede ocasionar perjuicios muy graves. Por ello, es de gran importancia prestarle una atención particular.
La urgencia reside también en el hecho de poner en práctica campañas que no estarían limitadas a los niños, sino que además incluirían a sus padres con el fin de mantenerlos informados de la existencia de nuevas formas de comportamiento delictivo, como la extorsión sexual comercial.
En último lugar, promueve la continuación del estudio y la identificación de medios de pago relacionados con la distribución comercial de material pedopornográfico, el desarrollo de tecnologías que rastrean los abusos y el intercambio de informaciones, así como un mayor control  de los negocios de la ‘internet profunda’ y de la ‘red oscura’, que son hasta el momento terrenos totalmente desregularizados en Internet.
El Observatorio Internacional de Justicia Juvenil elogia el trabajo llevado a cabo por el centro de ciberdelincuencia de la Europol y la Coalición Financiera Europea para luchar contra la explotación sexual infantil. El OIJJ también hace un llamamiento a continuar los esfuerzos de formación y de prevención con la finalidad de concienciar sobre la existencia de nuevos comportamientos delictivos nacidos del desarrollo del mundo digital.

No hay comentarios: