domingo, agosto 05, 2012

Niños de la Calle, Programa Rescate, Perú


PROGRAMADE RESCATE DE NIÑOS DE CALLE

Juan Enrique Bazán*

En su mensaje a la Nación ante el Congreso de la República, en el 191 aniversario patrio, el Presidente del Perú señaló:        Debo destacar dos iniciativas que empezaremos pronto: el Programa de rescate de niños en calle y el Programa de rescate de adultos en calle; que ayudaran a recuperar sus capacidades y su dignidad a las personas víctimas de explotación sexual, laboral o en abandono”        Al respecto, queremos comentar lo que explícita y tácitamente nos parece sustantivo.

En primer término, nos sorprende positivamente que el mensaje presidencial incluya una mención de la niñez que vive en calle. Esta actitud es nueva y feliz al distanciarse del vacío que ostenta la clase política sobre esta materia y de los límites de la burocracia pública. En segundo término, la mención es esperanzadora en tanto se ubique en el marco de la doctrina de la protección integral. Bajo esta premisa el “programa de rescate de los niños que viven en la calle” podría fundarse bajo los principios universales de la Dignidad, Igualdad y Justicia social y de los principios particulares de la protección integral como los referidos a la prohibición de excluir, solidaridad e interés superior del niño. En la misma perspectiva de protección integral, el programa supondría, de un lado, garantizar la supervivencia a los niños que viven en calle, lo cual implicaría el derecho a la vida, a la salud y a la seguridad social, y de otro lado, garantizar el desarrollo que articule el derecho a la educación, cultura, recreación, al nombre y las libertades de pensamiento, conciencia y religión.

Dicha propuesta gubernamental, desde la misma doctrina de protección integral, debería considerar los derechos a la protección especial contra toda forma de explotación, abuso y maltrato. Y el Estado, debería saber garantizar un proceso justo que los proteja contra el secuestro, la trata y el uso ilícito de estupefacientes. La protección especial de niños que viven en calle se tornaría jurídicamente recurrente justamente por las condiciones excepcionalmente difíciles en las cuales viven. Sin embargo, la iniciativa del “programa rescate”, lejos de soslayar el asunto, debería relevar los derechos de la participación de los niños, niñas y adolescentes que viven en calle, es decir, los derechos de opinión, expresión, información y asociación.

El programa de rescate, así focalizado, constituiría una acción social del Estado ajustada a los Derechos Humanos de la Niñez; y descartaría en todos los planos el rescate a usanza militar, correccional, o de limpieza social, ya que estos operativos  en desuso en América Latina han sido política y legalmente sancionadas tal como obra en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Desde la segunda vuelta de la campaña electoral pasada, el entonces candidato Ollanta Humala no volvió sobre el tema hasta su reciente mensaje a la Nación. En ese entonces, a través del Instituto Generación tuvo contacto con los niños, niñas y adolescentes que viven en calle, los cuales le plantearon un petitorio que contenía lo siguiente: Creación de dormitorios infantiles, comedores populares, educación sin discriminación, capacitación para el trabajo y promoción de empleo en condiciones protegidas.

El anunciado programa de rescate, teniendo la intervención estatal como garante de derechos en la acción social pública, y el petitorio, como genuina expresión ante las autoridades por parte del sujeto social de derechos, podrían confluir en expectativas comunes como Estado y población excluida respectivamente. Esto sería un caso único en América Latina.

Las necesidades insatisfechas, el enfoque de derechos del niño, la protección integral y la centralidad de la niñez que vive en la calle, deberían ser los componentes de un planeamiento estratégico para alcanzar la efectividad de los derechos humanos de la niñez que vive en la calle. El anunciado programa podría colocarse en estas perspectivas.

Prof. Juan Enrique Bazán
Profesor de Maestría Políticas sociales Promoción de la Infancia
Unidad de Post Grado Ciencias Sociales
UNMSM

FOTOS SPACIOLIBRE.NET y GENERACION BLOG




No hay comentarios: